La luna de la cosecha

| 0 Commentarios

La luna de la cosecha es la luna llena anterior al equinocio de otoño (22 de septiembre) y tiene una interesante peculiaridad…

Habitualmente, la luna se eleva cada noche unos 50 minutos más tarde que la noche anterior. Sin embargo, con la luna de la cosecha, durante varios días, la luna aparece con tan solo un intervalo de unos 30 minutos, de forma que permanece visible durante casi toda la noche. Este fenómeno hace que haya luz (del sol o de la luna) prácticamente de forma constante durante varios días; hecho que aprovechaban los agricultores para recoger toda la cosecha antes de que existiera la luz eléctrica.

Esta luna mágica sale al atardecer, apareciendo muy baja en el horizonte con un tamaño muy grande y de color rojizo. En España saldrá por el este el día 19 de septiembre alrededor de las 19:45.  ¡Busca un lugar llano y despejado y no te pierdas este hermoso espectáculo!

El beso de la luna

Cuando la luna ascienda por el horizonte aparecerá enorme y muy redonda, con el tono rojizo que ya he comentado. En ese momento las zonas oscuras, llamadas mares lunares, se unirán dando lugar al llamado beso de la luna. Si te fijas bien, podrás ver como durante unos instantes, los mares lunares aparecerán como una mujer a la izquierda y un hombre a la derecha, que se unen en un beso.

Ritual para la abundancia

La luna de la cosecha es la más poderosas de todas las lunas llenas; la luna de la prosperidad y la abundancia… Para aquellos que han sufrido de una larga enfermedad, es el tiempo en el que empieza la recuperación. Aprovecha el poder de esta gran luna con este sencillo ritual que deberás realizar cuando la luna brille en el cielo.

Altar

Coloca en un cestillo de mimbre o en una cazuelita de barro algunas nueces o frutos de temporada y hierbas aromáticas, y al lado una vela blanca y una varita de incienso.

Ritual

En un papel escribe tu deseo para la cosecha del año que viene, enciende la vela y el incienso.

Mira al norte, dobla el papel y da las gracias por la salud

Mira al oeste, dobla el papel y da las gracias por los recursos.

Mira al sur, dobla el papel y da las gracias por los logros.

Mira al este, dobla el papel y da las gracias por la sabiduría.

Por último, quema con cuidado el papel y echa las cenizas en un agua que fluya

Artículos relacionados

Dejar un comentario