Cristo de Medinaceli

| 0 Commentarios

Cristo de Medinaceli, todos los viernes del año y besapiés el primer viernes de marzo

Imagen

Se trata de un Nazareno del S. XVII de talla completa, por lo que podría ser presentado vistiendo tan solo el paño de pureza como un Ecce Homo. Tiene el pelo tallado, pero suele presentarse con una peluca.

Su rostro tallado refleja gran sufrimiento y paciencia y el cuerpo se presenta encorvado por el dolor de la flagelación.

Su ajuar está compuesto por más de 30 túnicas entre las que destacan las que regalaron el rey Francisco de Asís en 1846 y la Duquesa de Medinaceli en 1883. En las grandes ocasiones porta una corona de  oro con piedras preciosas incrustadas de medio kilo de peso, que fue un regalo de los joyeros madrileños.

Historia

A mediados del S. XVII las naves españolas luchaban contra los piratas berberiscos el norte de África que atacaban y expoliaban diversas ciudades costeras de la península. Para que la lucha contra estos piratas fuera más efectiva, los españoles habían tomado varias plazas, entre las cuales se encontraba Mámora, Los Padres Capuchinos llevaron a Mámora esta imagen para la práctica religiosa de los soldados.

El 30 de abril de 1968, la ciudad cayó en manos del sultán Musley Ismail quien ordenó llevar la imagen a Mequínez donde es sometida a ultrajes y vejaciones. El Padre Trinitario Fray Pedro de los Ángeles, que se encontraba en la ciudad negociando el rescate de prisioneros españoles, vio horrorizado como arrastraban la imagen por toda la ciudad. En esa época, los mojes trinitarios se dedicaban a rescatar a cristianos en manos de los sarracenos, por lo que dispusieron también el rescate de la imagen de Cristo.

Cuando los Trinitarios negociaron el precio del rescate, el sultán pidió el precio de la imagen en oro. Pesaron esta imagen de madera maciza pero, sorprendentemente, el plato de la balanza se equilibró al llegar a 30 monedas de oro; el mismo precio por el que Judas vendió a Cristo.

El Cristo rescatado entró en Ceuta el 28 de enero de 1682 portando en el pecho la cruz roja y azul de los Trinitarios; la misma que portaban muchos de los liberados por estos monjes. La imagen se llevó a Madrid donde se entronizó en la capilla donada por los Duques de Medinaceli en el convento de los Padres Trinitarios.

 

Artículos relacionados

| 1 Comentario

Ritual Amor de Verano

RITUAL Amor de Verano Hoy os traigo un ritual muy dulce. Ya hemos pasado la primera quincena de julio y hay muchas personas…

| 2 Comments

Gabinete de Tarot

Un Gabinete las 24 horas y los 7 días de la semana disponible para ti. Consultas de Amor, Empleo, Amistad, Mal de…

Dejar un comentario